31.10.05

Ésta ciudad se hizo para los gandallas, y para los que no se dejan de los gandallas*

*C. Girón
Nunca pude postear la invitación para que todos fueran a ver "Te quieres casar (quiero salir)", el sábado pasado en Gante y Madero, en el Centro. Aquí por qué yo tampoco lo vi.
---
Yo siempre he querido vivir cosas que veo en películas: estar sentado debajo del puente de brooklyn, en blanco y negro; trabajar en un bar de montmartre (aunque digan que ese barrio huela a orines y esté lleno de drogadictos); también me encantaría encontrarme a un filósofo en un café para que me dijera algunas netas sobre la vida.
El otro día, Ber me dijo que algo que nos había pasado era igualito a la trama de un corto que vio en la tele. Me lo dijo mientras nos sucedía, pero no nos había dado tiempo de tomar nuestro avión a Nueva York, ni me lo dijo para interrumpir al filósofo con el que platicábamos netas del amor y el dolor.
---
Llegamos a tiempo al lugar donde se supone proyectarían "Te quieres...", pero apenas estaban montando todo el numerito logístico, así que nos dio flojera esperar y decidimos ir a dar una vuelta. Entramos al baño de sangrons, fuimos al mitz up de 16 de septiembre, regresamos a Gante y no había nada todavía. Nos fuimos de nuevo a caminar un ratito. Cuando ya íbamos de regreso, yo con mis ansias de ver mi video en grandote y Ber...también, un güey se nos acercó, chaparro, moreno, de jeans y playera blanca, nos preguntó por la calle república de viscaínas. Nosotros, amables que somos, le dimos indicaciones. El cabrón de repente nos dice que le caímos muy bien, y que por eso no nos iba a hacer daño. Ahí fue cuando todo valió pura madre.
Nos pidió acercarnos lo más hacia él para fingir que todos veíamos la estructura de la iglesia de San Francisco. Nos pidió nuestras cosas.
La mamá de Ber preparó un ponche delicioso que nos bajó el susto. Susto grande, mientras salíamos de la iglesia donde nos ordenó entrar el güey ese, luego de bajarnos, con mucha tranquilidad, mis 200 varos y el fon de mi cuate. No seas así, ya está viejito, le dijo Ber al chaparro, quien replicó: no me digas esas cosas, me vuelves a decir algo así y te saco el arma, ¿me oistes?". A ver el tuyo, me dijo. Le di mi aparato sin dar lugar a dudas, pues dijo: pa que veas, este si está viejito, y me lo devolvió. Van a entrar a la iglesia y se van a quedar sentados cinco o diez minutos, luego ya se salen y si alguien les dice algo o les pregunta cualquier cosa le dicen que ya se arreglaron conmigo, soy Pedro. Cuando necesiten un paro, la neta me cayeron muy bien y por eso no les voy a hacer nada. Y si me vuelves a decir una cosa de esas vengo y te saco el arma, gritó mientras entrábamos al lugar de los santos.
Nos dijo que venía con otros ocho, así que si nos protábamos mal, así nos iba a ir. Sentados, viendo al sacerdote oficiar misa, fue cuando Ber me dijo que esto que estaba pasando a nosotros lo vio en Abrelatas.
A Ber no le valió. Siempre negó traer siquiera cartera. Para el delincuente, Ber nunca trajo ni efectivo ni tarjetas, puras monedas. ¿No me etás mintiendo, verdad? Porque si me dices mentiras, te va a ir mal. Yo no traía más que el billete y el teléfono, que de todas formas no quisieron.
Nos topamos con ese desafortunado güey en la esquina de Gante y Madero. Del susto ni volteé a ver si ya estaba listo el numerito de mi video. Nomás nos fuimos, hacia el metro. Ber todavía tuvo el valor de decirle a un poli lo sucedido, advirtiéndosele a mi cuate, muy prudentemente, que ahí en Gante y Madero hay un botón de pánico, ¿no lo tocó?
Nota: Al coraje le siguió la peda más chingona de mi vida. Ojalá no haya sido sicosomático. Muchas gracias a las chicks.

6 comentarios:

hugo dijo...

qué barbaridad! que fea cosa, y qué mal que no hayas podido ver tu video por el sustote, peroal menos hiciste un gran post, con humor implicito y todo. ni pienses en torturas para el wey, solito se bajara de la banqueta un dia y lo arrasara el camion de la basura y tan tan. amo cuando son tan amables y te devuelven cosas. o sea.

abrazotes. haz el video del video!

rf dijo...

Cerdos esos.

Love doctor dijo...

Hugo: gracias por lo del post. Pensé que te iba a ver en las últimas fiestas. Ojalá si pase lo del camión de la basura, jeje.

RF: ¡Si, cerdos!

Sof dijo...

Vas a ver que le van a salir pelos en las manos al cabrón ese.

Qué bueno que tu celular está viejojojo.

Chickaenaprietos dijo...

AHHH!! Santísismo niño de Atocha! así que así fueron las cosas...

Te quiero. Un gran gran reven. Salud por el reven y por el valiente de Bernardo! creo que yo también vi el corto al que se refiere, aunque si es ese, al final los asaltados se vuelven asaltantes del delincuente.

Love doctor dijo...

So: ya ni porque le compré una carátula azulita bien chida lo quisieron, bah.

Pau: si, se supone que es ese. Se comprueba lo que alguna vez dijo García Riera, más o menos así: el cine es mejor que la vida.

Tengo alma, pero no soy un soldado.

La belleza está donde uno la encuentra.