10.9.06

Harrrrto de las vocaciones pendejas

Explíquele usted, apasionado estudiante de cine, a un abogado, cómo es que las películas son lo que son. Cómo es que Don Corleone está muy presente en la cabeza del espectador desde el primero momento, en el que sólo vemos su espalda. Cómo es que en Casino la continuidad es falsa pero muy elocuente, gracias a que la cámara siempre se mueve. Cómo es que La bruja de Blair es una película hecha de verdad en video. Y cómo es que la excitación es más efectiva cuando sólo vemos la cintura de la chica en situación erótica.

Inténtelo, vamos, hágalo, decepciónese luego del objetivo del maldito hombre de leyes: ser mamón, estar en una mesa y parecer conocedor de cine.

Ya nadie quiere ver películas.

13 comentarios:

El Defensor de las Causas Mamonas dijo...

Luego luego a ofender, tsss cha.

Mario dijo...

Por algo un personaje de "Sexo, mentiras y video" decía que la segunda categoría más inmoral de personas son los mentirosos, porque la primera son los abogados... Saludos, y mucha suerte, porque, así como el coronel no tenía quien le escribiera, las buenas películas se han quedado sin espectaodres...

Silencio dijo...

Bueno ese es el problema con los estudiantes de cine, no toleran que la gente tenga un sentido del cine vulgar y simple, como eso de pasar solo la tarde de domingo con la suegra y la novia de la que no sabe ni el color favorito.

Por otro lado.

¿Bueno, no te ocurre que a veces no ves la película por andar observando todas sus características técnicas?

Ah no se debo andar de amargado, pero claro de que mataría al que me diga que la versión extendida de Kill Bill V1 es igual a la del cinito, lo parto a la mitad con mi katana.


Saludos

Capitán Guayaba dijo...

Pues yo soy abogado y admito que no se nada de cine, pero me encanta ver las pelis. A propósito, El Padrino es la mas grande trilogía jamás creada. Un abrazo.

Øttinger dijo...

En realidad es muy sencillo, uno imagina lo que ve, pero no ve lo que imagina.

gabriel dijo...

Los contadores son peores.

Love doctor dijo...

Sal: ¿ofender yo? Si el mamón fue el abogado ese, por autonomasia (sic y recontra sic)

Mario: chale, yo más bien pensé que este post era más bien como aguerrido, en lugar de pesimista.

Eduardo: al contrario, hasta yo me pongo a ver las películas de la tele y los camiones, soy fan del telebús y adoro las comedias de Adam Sandler. Más bien no me di a entender: lo que este individuo quería era ser un mamón, dejar de ser una "persona común" y adquirir un sentido del cine pretensioso y apantalla pendejos, lo cual es más vulgar y simple.

Capitán: como siempre, toda la razón será suya, cada día una opinión respetable. Un abrazo también.

Ottinger: no exactamente, en el cine lo que no ves es lo que imaginas, por lo que al final lo acabas viendo, construyendo.

Gabriel: no me digas...

DuVeth dijo...

Snif.
Yo solo veo películas visuales.
De lo demás no entiendo, pero tampoco voy mucho al cine

Rafael dijo...

Chale, yo también medio me ofendí

En fin, no importa.

Un abrazo

Drag Asesina Escarlata dijo...

Bueno en ese caso hagamos caso omiso al retrógrada de Eduardo y vamos todos a ver Prime y My Super Ex-girlfriend

Chickaenaprietos dijo...

La ùltima semana he tratado de entender el lenguaje-leyes. NO ENTIENDO ABSOLUTAMENTE NADA. Me imagino que el wey pensò lo mismo que tù, pero al revès; lo cual no me ofende. Aunque me intriga.

Pami Yasbeck dijo...

Creo que hay muchos que no son abogados que también se creen conocedores de todo...

Por cierto, la pandilla necesita a uno y a uno muyyyyy poderoso y capaz.

sirako dijo...

los abogados por lo general son muy guapos

Tengo alma, pero no soy un soldado.

La belleza está donde uno la encuentra.