17.9.06

Hoy fui solo al cine, pero aprendí a cocinar

Ingredientes:

- Unos ocho cubos de concentrado para caldo tipo
Chicago: muchas reclusas condenadas por delitos muy muy raros, absurdos y casi casi chistosones.
- Una cuacharadotota de
Todo sobre mi madre: con toda la abnegación hacia los hijos, propios, ajenos o asesinados.
- Una tazototota de Mujeres al bornde de un ataque de nervios: con mucho mucho mucho color y vestuario acá apantallador, y un par de persecusiones con arma enfundada.
- Tres cuartos de kilo de masa para preparar Kill Bill Vol. 1: mucha mucha venganza, justificada y necesaria, pero sin explicarla completamente sino hasta el final.

- Agregue especias sin exceder: planos frontales, de perfil, violencia elíptica (d'esa que no se ve sino que se imagina por sus consecuencias), cachitos de música de cámara como leit motif, actuaciones mesuradas, gestos casi nulos, efectos especiales sólo para enfatizar un par de detalles, y muchos espacios urbanos oscuros.


Mézclelo todo, segurito usted no obtendrá el resultado esperado a la primera, pero aquí le dejamos una foto del platillo para que juzgue su presentación:

13 comentarios:

Arkturo dijo...

besos jóven!

Mario dijo...

Y para el poster, una pizca de iconografía judeo-cristiana. Me pareció genial el detalle, como el poster de "María llena eres de gracia" que hacía referencia a la toma de la hostia y añadía "pero en esta caso, el Señor no está contigo"

Ahora te falta publicar el recetario con los ingredientes de "Lost in translation", que entiendo es uno de tus platos cinematográficos favoritos.

Pórtese bien, y coma frutas y verduras.

Love doctor dijo...

Arkturo: muy amable.

Mario: híjole, es que con Perdidos en Tokio preparo la gran comilona. Ya verás.

Silencio dijo...

Ah esa película esta muy bonita, me gustó, tierna y llena de dulces consejos, pero los créditos de entrada son los que menos tienen madre de toda la película.

gabriel dijo...

La buena es la otra, la de 5 d�as para vengarse. Uff!!

Anónimo dijo...

Tengo que verla!!!!!!!

Love doctor dijo...

Gabriel: todo mundo dice eso, qué nadie sabe decir otra cosa?

hugo dijo...

oh, gran receta, gran post.

Degollada dijo...

pues no creo que sea tan mala, es predecible, pero entretiene, a estas alturas ya no nos puede poner en jaque eso de la bestialidad humana, eso fue lo unico que no le perdone.Me dio asco cuando mordian el Tofu gigante!!!, a nadie en su sano juicio le gusta un cuajado de suero!
Te quiero guapote,te extraño más!

Cory dijo...

Ah nel! esto sí que me dá envidia!
Ayer ví perdidos en Tokio y cómo pensé en tí!
Abrazoootes

Love doctor dijo...

Hugo: gracias gracias.

Itzel: yo no dije que fuera mala, al contrario, me gustó mucho, y me dio gusto encontrar tanta referencia intertextual.

Cory: la viste en sueco? Qué experiencia ha de ser!

FELAPS dijo...

yo me voy a probar todos los platillos de ese buffet. suena bien =)

Mario dijo...

Por fin la vi, y creo que tu forma de integrar los ingredientes no podría ser más atinada. Tienes buena mano, el sazón pues, que como sucede con la gracia, sólo se concede a unos pocos... No sé si estoy alucinando, pero creo que por allí detecta una cucharada copeteada de vocación melodramática mexicana, en el mejor sentido de la palabra. Cierto tono operático, el tema de la venganza, el tema de la maternidad, como en las mejores obras de Ripstein... A fin de cuentas, el melodrama es eso simplemente: drama con música...

Tengo alma, pero no soy un soldado.

La belleza está donde uno la encuentra.