29.12.05

"Ciertamente, estos días no me la he pasado comprando zapatos nuevos"*

Malditas las penas que soportan una enfermedad de cuatro días. Peor de malditos los piquetes de a doce horas que he venido soportando, de manos de cuatro personas distintas, con pulsos que han de variar de acuerdo al ímpetu de sus ganas de inyectarme, que no de que me alivie. De esta forma, mis hermosos gluteos, pequeños pero aguantadores, han quedado marcados de ahora y pa al menos estos comienzos de año, los cuales, mal se aprecia, no recibiré con algarabía, desmadre y borrachera. Me lleva.
Y comienzo a conjurar. Qué tal que no hubiera viajado, y no me hubiera enfermado, y tal vez hubiera estado en cenas y cosas de amigos del defe en las puras fiestas. Estaría con la expectativa del año nuevo, y deseoso de las manos de gorila que me despidieron con caricias. Cha.

*Fiona Apple, Extraordinary Machine

3 comentarios:

Andrómeda dijo...

IF... pero no hay si hubiera. Y es una pena. Tan lindo que podría ser todo si hubiera sido diferente.

Love doctor dijo...

Ahora sí que quiero ir por zapatos nuevos. Bah, qué más da una tocecilla, mañana me embriagaré a toda costa!

MEMOIRS DE UNA PINCHE TRASHY dijo...

oye no inventes, por que te inyectan tanto, no mames si no eres tiro al blanco de fiesta pueblera con premios de alcancias de monos chachareros.

Tengo alma, pero no soy un soldado.

La belleza está donde uno la encuentra.